ESTUDIO NEUROCOGNITIVO
 
Un estudio neurocognitivo es un método diagnóstico que se emplea para medir el funcionamiento cerebral de una persona y obtener información que no proveen otros instrumentos de exploración, como el electroencefalograma, la tomografía computada o la resonancia magnética. Permite al médico y a otros profesionales comprender la dinámica entre las diferentes regiones del cerebro del paciente a través de exhaustivo mapeo de sus habilidades cognitivas.

Habitualmente se recomienda cuando existen síntomas o quejas relacionados con la atención, la memoria, o el razonamiento.

Es especialmente útil para identificar la presencia y naturaleza de trastornos cognitivos precoces. Tiene una gran sensibilidad para detectar problemas leves de atención, memoria o razonamiento que de otra manera podrían pasar inadvertidos. Muchas veces, cuando estos síntomas son sutiles, el estudio neurocognitivo es la única herramienta que permite registrarlos con precisión, y establecer su origen.

El resultado del estudio arroja un perfil que permite distinguir entre diversas enfermedades, lo cual es crucial ya que el tratamiento apropiado depende de un diagnóstico preciso.


 

Diferentes enfermedades se corresponden con diferentes perfiles, los cuales ponen de relieve qué áreas del cerebro estarían involucradas en el trastorno, y discernir en consecuencia de qué patología podría tratarse.

El perfil neurocognitivo se plasma en un informe de carácter cuantitativo y cualitativo, que se le remite al profesional solicitante y constituye la base para planificar y monitorear la intervención farmacológica, así como el programa de rehabilitación del paciente y el seguimiento en su recuperación luego de, por ejemplo, un traumatismo de cráneo o un accidente cerebro vascular.

Asimismo, el informe ayuda al médico a entender y anticipar qué problemas podría tener el paciente en su vida diaria y tomar los recaudos necesarios.

 
Rehabilitación neurocognitiva
 

El ejercicio mental sistematizado es un factor protector frente al deterioro cognitivo en la edad adulta, y un eficaz tratamiento no farmacológico para niños con déficit atencionales y problemas de aprendizaje. Cada paciente es evaluado para determinar fortalezas y debilidades cognitivas y así poder desarrollar un programa de estimulación personalizado que es administrado en forma individual. Luego, sucesivas evaluaciones permiten seguir y medir el progreso del paciente.

Leer más

 
 
 
ESTAMOS EN INTERNET
 
 
 
 
 
  Haganos llegar su Email
 
Estamos para ayudarlo. No dude en comunicarse con nosotros si desea solicitar mayor información
 
  Encuentrenos en Facebook
 
Hágase fan de nuestra página. Todos los días, nuevos artículos y videos sobre psicología.
 
  ¿Problermas de memoria?
 
 

Ante la aparición de fallas en la memoria, el diagnóstico neurocognitivo es un valioso método que ayuda a determinar cuál es la causa del problema, lo cual permite orientar rápidamente el tratamiento con un ahorro significativo de estudios complementarios y prescripciones farmacológicas muchas veces especulativas, o emitidas por ensayo y error. En este sentido, ayuda asimismo a discriminar si se trata de un déficit benigno asociados a estrés o al paso del tiempo; o si por el contrario el paciente se encuentra en las fases iniciales de una demencia, como por ejemplo, la Enfermedad de Alzheimer.