REHABILITACIÓN NEUROCOGNITIVA
 
La rehabilitación neurocognitiva es un método terapéutico cuyo objetivo es mejorar o compensar los déficits cognitivos producidos por procesos que afectan el normal funcionamiento del cerebro.

Diversas enfermedades neurológicas y psicológicas, pueden acarrear dificultades en las capacidades de atención, memoria, lenguaje, o razonamiento. A través de la rehabilitación neurocognitiva se procura restaurar las funciones dañadas, o compensarlas a través del aprendizaje de habilidades suplementarias.

Se trata de un servicio destinado a todas aquellas personas que hayan experimentado cambios en su capacidad de concentrarse, recordar, pensar, resolver problemas o hablar con fluidez, como consecuencia de una enfermedad neurológica o psiquiátrica de base.

En el caso de los adultos mayores sin patología, pero que encuentran que su funcionamiento cerebral cotidiano ya no es el mismo que antes, sufriendo olvidos y distracciones frecuentes, también pueden beneficiarse de la rehabilitación neurocognitiva.

Tomando como punto de partida los resultados obtenidos en el estudio neurocognitivo, se diseña un plan de tratamiento que apunta a la rehabilitación de las funciones cerebrales que se encuentren afectadas.

Para lograrlo, se utilizan programas neuropsicológicos informatizados basados en las más recientes investigaciones de las ciencias del cerebro. Mediante la estimulación se apunta a producir cambios fisiológicos que propicien la reorganización funcional del cerebro y la creación de nuevas conexiones entre las neuronas.

Por medio de este enfoque, se busca como objetivo primordial mejorar la funcionalidad del paciente en su vida cotidiana, apuntalando su autonomía e independencia en el día a día.


 

Como complemento al programa de rehabilitación neurocognitiva propiamente dicho, y atendiendo a la necesidad de un abordaje integral del paciente y sus circunstancias, nuestro método incluye:

Entrenamiento en habilidades sociales: Terapia conductual para aprender a manejar situaciones concretas dificultadas por la enfermedad.

Mindfulness: Entrenamiento en atención dirigida y sostenida.

Programa de hábitos de vida: Ejercicio y dieta alimentaria para mejorar la funciones cognitivas. Control de los factores de riesgo.

Psicoeducación: Para los familiares del paciente.

 
Estudio neurocognitivo
 

Se trata de un estudio de fuerte evidencia empírica diseñado para medir el funcionamiento cerebral de una persona. Una evaluación neurocognitiva puede constituir un estudio de gran valor predictivo, ya que posee una gran sensibilidad para detectar precozmente las alteraciones de la atención que caracterizan a muchos problemas de aprendizaje, en los niños; y la pérdida de memoria, síntoma cardinal de la Enfermedad de Alzheimer y otros cuadros neurológicos propios de los adultos.

Leer más

 
 
 
ESTAMOS EN INTERNET
 
 
 
 
 
  Haganos llegar su Email
 
Estamos para ayudarlo. No dude en comunicarse con nosotros si desea solicitar mayor información
 
  Encuentrenos en Facebook
 
Hágase fan de nuestra página. Todos los días, nuevos artículos y videos sobre psicología.
 
  Trastorno por déficit atencional
 
 
Tal vez, el amplio espectro de las patologías de la atención encuentra su afectación más pura en el trastorno del desarrollo denominado déficit atencional con o sin hiperactividad, que generalmente aparece en la infancia temprana y se caracteriza por un patrón persistente de desatención, que incluye fallas en la atención sostenida (incapacidad para concentrarse sobre una tarea durante un periodo de tiempo más o menos prolongado) y un acusado déficit de la atención selectiva por vulnerabilidad a la interferencia (dificultad para suprimir estímulos irrelevantes) con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación al nivel de desarrollo del niño.